El cineasta Yimit Ramírez publica mensaje en Facebook por la censura del ICAIC a su filme

Yimit Ramírez, el director del filme censurado por las autoridades cubanas Quiero hacer una película, aclaró este domingo en un mensaje publicado en su perfil de Facebook que su obra no trata del héroe independentista José Martí.

Quiero hacer una película no va de Martí, va de una historia de amor entre dos jóvenes aparentemente muy diferentes y aparentemente muy raros que superan sus diferencias y se aman. Tony (el personaje) no soporta a Martí, a Neysi (la personaje) le gusta mucho. Ellos no están de acuerdo en algunas cosas y sobrepasan eso y encuentran amor detrás de la cerca”, explicó Ramírez.

Yimit Ramírez baja a Martí del pedestal y lo lleva al barrio

“¡Qué bella sería Cuba! ¡Qué bello sería un contexto en el que todos podamos decir y reaccionar espontáneamente, sin simulaciones y simulaciones de simulaciones y comecomeesnorkels (sic)! ¿Por qué razón Martí les tiene que gustar obligatoriamente a todos?, ¿o el tocororo, la palma, el escudo, el himno? ¿Esa irrealidad por qué, rigidez, inocencia?”, se interrogó el cineasta.

Lo que no le gustó al ICAIC

En el filme, en un diálogo, los dos protagonistas discuten sobre Martí y uno de ellos lo califica de “mojón” y “maricón”.

Al respecto, en su mensaje en Facebook, Ramírez explicó la relación cercana y la admiración que tiene por José Martí: una figura que descubrió fuera de “los libros de la escuela, muros y noticieros”, “en las cartas en que Máximo Gómez y Antonio Maceo lo criticaban y tildaban de ‘afeminado'”, “un Martí persona que cagaba y gustaba del hachís”.

“Cuando decidí dejar la escena en la película, sentía que atacarlo era, dadas las circunstancias, el mejor cariño. La pedrada necesaria para bajarlo del pedestal y traerlo al barrio, a la gente, al amigo sincero. Y eso está pasando ahora mismo con todo este movimiento. Martí tiene que estar gozando”, agregó.

Es muy saludable cuestionarnos el nacionalismo

“Todo este suceso ha generado debates muy interesantes y necesarios, es otra película que está sucediendo en tiempo real escrita y actuada por todos nosotros. Es muy saludable cuestionarnos el nacionalismo, y todo lo sembrado e impuesto, lo que sobreviva esa revisión, bienvenido sea, lo que no, pues que siga su camino y ya está” concluyó Ramírez.

Por el polémico parlamento del filme en el que los protagonistas hablan de Martí, la película fue censurada por el oficial Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) y excluida del programa de la 17 Muestra Joven que se realizará en La Habana del 3 al 8 de abril.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *