La creatividad existe: va de la mano contigo

Poseer creatividad es pensar y crear algo que no existe gracias a lo que ya hay, o hacer diferente lo que ya tenemos o sabemos hacer.

Esto sólo se consigue con una dosis de la mágica imaginación. Soñar con los ojos abiertos puede ser el prólogo de una historia increíble a futuro y no creíble a presente.

La creatividad es necesaria en el ser humano y en muchos animales, porque nos permite adaptarnos mejor al mundo en el que vivimos y a las situaciones que se nos presentan.

Un lado positivo de la crisis económica es que, por obligación y/o necesidad, gracias a la creatividad, personas y empresas han sabido reinventarse.

Salir de la famosa y habitual zona de confort se ha convertido en un “deporte de riesgo” que merece la pena experimentar. Se han creado nuevas salidas a productos y nuevos negocios en un momento en el que parece que todo está inventado. Gracias a los despidos se han tomado decisiones trascendentales como dar la vuelta a tu CV y a tu vida o escribir un libro…

En la vida todo tiene cara aunque tenga cruz. Recordemos la frase de Einstein: “Sólo en tiempos de crisis la imaginación es más importante que el conocimiento”. Las crisis de todo tipo (personales, sociales, laborales o amorosas) se pueden tomar como puentes que nos llevan a otro lado.

Las crisis actúan de “empujón”, de pistoletazo de salida, y así continúa la única vida que tenemos con más emoción y sin aletargamientos emocionales

Nadie quiere vivir crisis porque, cuando pensamos en ellas, sólo vemos el envoltorio, pero si te centras en la esencia descubres que allí está el verdadero crecimiento como ser humano.

Si ya has pasado por una de estas crisis, nos darás la razón. Si estás en pleno proceso, persiste con cabeza y corazón y algún día aceptarás esta frase.

Potenciar el hemisferio derecho

Titulares de prensa como “Creatividad, un antídoto en tiempos de crisis”, “En época de crisis aumenta la creatividad”, “En tiempos de crisis estalla la creatividad”, etc., demuestran que la creatividad fomenta la supervivencia en nuestra sociedad.

El ser humano y su cerebro acostumbrado al hábito restan valor a la creatividad. Nuestros cerebros andan cojos, porque están acostumbrados a trabajar con el hemisferio izquierdo. Tenemos que potenciar el lado derecho, es decir, el pensamiento creativo, la imaginación y la visualización.

En su día nos fue muy útil la hegemonía del hemisferio izquierdo, pero ahora la vida no se entiende sin un mayor protagonismo del derecho. En la mayoría de las ocasiones sólo se ha recurrido a la creatividad como tabla de salvación. Pero no explotar nuestro pensamiento creativo es perder oportunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *