Mitos sobre el cuidado de la piel que debemos desechar ahora mismo

piel

Sobre el cuidado de la piel existen demasiados consejos y reglas, pero no todos resultan ser ciertos. Por ejemplo, nuestras madres y abuelas siempre dijeron que la piel grasa se debe lavar con jabón con más frecuencia, pero los esteticistas contemporáneos están totalmente en desacuerdo con esta afirmación.

O bien, descubrimos que los medios de comunicación han inventado una historia de terror sobre el daño mortal que provocan los parabenos, cuando en realidad no todo es tan terrible como lo pintan.

Mito 1: Con el cielo nublado prescinde de la protección solar en tu piel

La radiación solar es uno de los principales factores que causan el envejecimiento de la piel. Es más, si el cielo está nublado y no vemos los rayos del sol, una cierta cantidad de esa radiación sigue llegando a la piel, incluso atravesando cristales y ventanas.

Por lo tanto, es importante aplicar el protector solar tanto si brilla el sol, como si no. Opta por productos con un factor FPS nunca inferior a 30, aplica al menos media cucharadita sobre el rostro y el cuello y vuelve a aplicarlo cada dos horas si estás al aire libre.

Mito 2: Los aceites obstruyen los poros de la piel

Con aceites, así como con cualquier otro ingrediente natural (especialmente cuando se trata de aplicarlos en su forma pura y sin diluir), vale la pena prestar atención y ser cuidadoso. Sí, pueden obstruir los poros o provocar una alergia, pero solo si no se han elegido de forma adecuada. Presta atención a un indicador clave como es el nivel de comedogénico: algunos aceites son mejores para la piel grasa, otros, para la seca. Cuanto mayor sea ese índice, más probabilidad habrá de que el aceite pueda obstruir los poros.

Al mismo tiempo, los aceites son un componente muy valioso: nutren, suavizan, recuperan el buen estado de la piel, así como sirven para el cuidado del cabello y el cuerpo. Son buenos, tanto en cremas y sueros como en la composición de productos de limpieza facial. En pocas palabras, no tengas miedo de ellos, pero es importante estudiar bien cuál eliges atendiendo a que sea el más apropiado para ti.

 Mito 3: no se debe humectar la piel grasa, sino secarla

Uno de los mitos más perjudiciales para el cuidado de la piel. Absolutamente cualquier tipo de piel, siempre necesitará de hidratación y la grasa no es una excepción a la regla. Además, cuando tratamos de secar la piel tanto como nos sea posible con alcohol, jabón o bien con productos agresivos, solo empeoramos y agravamos la situación.

La grasa de la piel protege de las bacterias y de la evaporación del agua, participa en la renovación de las células y, en líneas generales, no resulta perjudicial, por el contrario, las personas con una piel grasa sufren la aparición de arrugas más tarde que aquellas que no la tienen.

Fuente: The Klog

1 comentario en «Mitos sobre el cuidado de la piel que debemos desechar ahora mismo»

  1. Me gusta disfrutar y visitar blogs, aprecio mucho el contenido, el trabajo y el tiempo que ponéis en vuestros artículos. Buscando en Google he encontrado tu blog. Ya he disfrutado de varios publicaciones, pero este es muy interesante, es unos de mis temas predilectos, y por su calidad he disfrutado mucho. He puesto tu blog en mis favoritos pues creo que todos tus publicaciones son interesantes y seguro que voy a pasar muy buenos ratos leyendolos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*