Medicamentos en Cuba son como el Santo Grial

Mayor control de los organismos encargados de la producción y distribución de medicamentos es el pedido de los cubanos, en momentos en que continúa la escasez a pesar de medidas como la circulación de nuevas recetas médicas que no resuelven el problema.

Cubanos consultados dijeron que el robo se produce en las farmacias y que los organismos deberían responder por eso.

El robo de medicamentos es algo bochornoso en Cuba

Desgarradores testimonios que van desde una niña que explica su dependencia al salbutamol debido a un grave padecimiento de asma, hasta un anciano que camina con dificultad por problemas circulatorios que debería tratar con Rutascorbin y Vitamina C, ambos en falta en las farmacias.

Cuba ha venido arrastrando la falta de medicamentos en los últimos tiempos. Medios oficiales y funcionarios sostienen que el impago a proveedores de insumos y el escape de medicinas que van a parar al mercado negro son algunas de las causas de la actual crisis.

Un nuevo modelo de receta médica para evitar el robo de medicamentos

Para poner freno al robo, en febrero pasado las autoridades pusieron en circulación un nuevo modelo de recetas médicas que incluyen por primera vez un sello institucional exclusivo.

Los cuños tienen cuatro diseños para diferenciar el rango de las instituciones.

Muchos cubanos creen que la medida no resolverá la crisis, como tampoco lo resolvió en su momento el conocido “tarjetón”, usado para regular determinados medicamentos de uso mensual.

La crisis de medicamentos se agudiza

“Vamos a la farmacia y no encontramos nada, sin embargo aquí en la puerta de mi casa yo encuentro los paquetes de Clordiazepóxido a 10 pesos (…) la aspirina la compramos a 10 pesos”, dijo en Guantánamo la jubilada Belkis Noa Arguelles.

“Entiendo que quien tiene que ver con eso son la gente de la farmacia y los organismos (…) aquí se les está pagando a los organismos para que vean todos esos problemas que están sucediendo (…) El que vende en la farmacia trata de sacarlo a la calle para tener más ganancias (…) eso es un mal trabajo de ellos”, cuestionó la anciana guantanamera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *