¿Qué fue de la vida de las tATu? El grupo que causó furor por sus besos atrevidos

Seguramente muchos se acuerden de aquel festival de Eurovisión de 2003, en el que un dúo de jóvenes, supuestamente lesbianas, Lena Katina Julia Vólkova, representaba a Rusia en esa edición. Eran las tATu.

Días antes de dicha celebración, los medios europeos más conservadores anunciaban la posibilidad de que ambas montaran un escándalo en directo. Todos estos rumores muy probablemente llegaran por el alto contenido sexual y violento de sus videoclips publicados hasta el momento, algo que causó una fuerte polémica en su país natal, donde la diversidad sexual es todavía a día de hoy un tema tabú.

Las tATu y sus comienzos

Nada de eso ocurrió y lograron posicionarse en una merecida tercera posición, a tan sólo tres puntos de coronarse campeonas. A partir de entonces, su fama traspasó fronteras y sus discos empezaron a venderse como churros en diferentes países, entre ellos España, siendo All the things she said Not gonna get us sus principales temas.

En poco tiempo, se convirtió en la banda rusa más exitosa de todos los tiempos, vendiendo más de 40 millones de copias en todo el mundo y ganando un buen puñado de premios MTV.

Los apasionados besos de las tATu

Pero además de su música de las tATu, lo que más importó a su público fueron los apasionados besos que se regalaban en sus actuaciones. Algo que les llevó a convertirse en grandes iconos del colectivo LGTB.

Sin embargo, un día anunciaron repentinamente que se separaban, aparentemente por un gran enfado, y poco más se supo de ellas. ¿Qué ocurrió realmente y en qué están embarcadas ahora?

Esto puede sorprender a más de uno, pero la realidad es que Lena y Julia no se gustaban tanto. Cuando tATu anunció su final, las jóvenes aseguraron que, en realidad, eran heterosexuales y que todo se trataba de una estrategia comercial para vender discos.

La farsa les acabó desgastando, pues no soportaban que su representante se inventara nuevas historias y les buscase un escándalo diferente cada semana. Y todo con el único objetivo de vender CD y mantenerse en la cima de los ránkings musicales mundiales.

¿Y qué fue de sus carreras musicales? Ambas bifurcaron sus caminos, aunque no tuvieron el mismo éxito que en etapas anteriores. Lena sacó su primer sencillo en solitario, Never Forget, que se coló entre las listas de éxitos europeas.

Pero después no volvió a saborear las mismas mieles que el pasado, internacionalmente hablando. A nivel nacional, sí que tiene presencia, pues en su mismo Instagram se puede ver cómo acude a diferentes radios y programas musicales para ser entrevistada y cantar algunos de sus éxitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *