Raúl Castro admite fallas en las reformas económicas implementadas

reformas en Cuba

El V Pleno del Comité Central del Partido Comunista abordó temas como las fallas en la implementación de las reformas económicas y aspectos clave para el presente y futuro de la isla como la dualidad monetaria y las crisis de la vivienda en la isla.

 

El gobernante cubano Raúl Castro admitió errores y dijo que su plan de reformas de mercado se ha desacelerado, pero prometió continuar actualizando la economía de estilo soviético en una reciente reunión del Comité Central del Partido Comunista.

Las reformas se desaceleraron

Castro, de 86 años, ha prometido dejar el poder el 19 de abril, pero continuaría hasta 2021 como jefe del gobernante Partido Comunista.

Dirigentes examinaron durante el pleno del Partido Comunista «qué había salido bien, qué se debía rectificar y qué cuestiones obstaculizan la implementación de las medidas», según el reporte de medios locales.

«A pesar de los errores e insuficiencias reconocidas en este Pleno, la situación es más favorable que hace algunos años», aseguró Castro.

El ritmo de las reformas eocnómicas en sus inicios

El texto, que también difundieron agencias extranjeras de prensa, explicó que el ritmo de las reformas fue rápido en los primeros años de implementación, después de los acuerdos del congreso comunista en el 2011.

Pero después, -admitieron-, el ritmo «se redujo por la complejidad de las medidas y también a causa de errores en la planificación de los procesos y en su control», dijo el jefe del programa de las reformas, el vicepresidente Marino Murillo.

La tímida reforma incluyó la apertura de pequeños negocios privados en el afán de fortalecer la economía del socialismo vigente hace más de medio siglo.

Medidas postergadas como la unificación monetaria y cambiaria están entre las prioridades del próximo gobierno, según informaron.

En la reunión se informó de que ya se han firmado «normas jurídicas de mayor rango» para reordenar el «trabajo por cuenta propia», un proceso que ya lleva más de seis meses en marcha y que ha supuesto la paralización de las licencias a los autónomos.

También abordó el grave tema de la escasez de viviendas, uno de los problemas más sensibles del país. El ministro de la Construcción, René Mesa, aseguró sin dar detalles que tratan de resolver el problema de manera «diferente», involucrando todos los recursos de la nación.

En Cuba, donde viven unos 11 millones de habitantes, existen hoy más de 3.8 millones de hogares, de ellos el 39% está en «regular o mal estado técnico».

El Gobierno cubano estima que esta situación se resolverá en «no menos de diez años», y para ello promete importantes inversiones en la industria cementera e impulsar la producción local de materiales de construcción.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*