Argentina cae ante Croacia y Willy Caballero será recordado para siempre como el hombre que apretó la soga

Willy Caballero apretó la soga de Argentina en el Mundial de Rusia con un error garrafal que desestabilizó a su selección y provocó su caída cuando apretaba a Croacia, clasificada para octavos con el gol regalado a Ante Rebic y con la traca final de Luka Modric e Ivan Rakitic.

El portero del Chelsea será señalado durante mucho tiempo. Messi se quitará la losa de ser el objetivo número uno de las críticas. Su fallo, en el inicio de la segunda parte tras un pase absurdo que se convirtió en un presente jugoso para Rebic, frenó a su equipo cuando por fin había encontrado una pequeña identidad.

Argentina cae ante Croacia y Willy Caballero será recordado para siempre como el hombre que apretó la soga

El choque llegaba con historia. Con todas las críticas del mundo a sus espaldas, Argentina no podía fallar. El empate inaugural ante Islandia dejó un saco lleno de dudas para los hombres de Jorge Sampaoli, pero el más señalado fue Lionel Messi tras fallar un penalti que podría haber sido decisivo. Ese error provocó el debate eterno sobre el jugador del Barcelona y su suficiencia cuando juega con la selección.

¿Es capaz Messi de ganar sólo un Mundial? ¿Eso es sólo cosa de Diego Armando Maradona? ¿Messi no rinde igual con la “Albiceleste que en su club? ¿Messi no está igual de bien de acompañado en Argentina que en el Barcelona?

Al final, no hubo milagros, Argentina fracasó

Cada vez que hay algún sobresalto saltan esas preguntas. Y, Messi, algún día puede cansarse. Pero, mientras los debates taberneros se expandían, Argentina tenía que ganar a Croacia. Esa era el verdadero problema. Una derrota la podía dejar casi fuera del Mundial en la fase de grupos y eso sí que sería una tragedia.

Al final, no hubo milagro y además, Modric dejó un regalo visual final que ahogó del todo a Argentina y Rakitic se apuntó a la fiesta del mago del Real Madrid, que se inventó un disparo desde fuera del área que fue la puntilla final para los hombres de Sampaoli.

La tragedia, que se mascaba antes del choque, finalmente explotó por un fallo absurdo cuando el cuadro albiceleste estaba amasando la victoria. Argentina, definitivamente, parece destinada a caer en la primera fase. Si a Islandia se le ocurre ganar a Nigeria, un empate en la última jornada contra Croacia clasificaría a los dos. Y Messi, una vez más, se quedaría sin Mundial. Y comenzaría el eterno debate.

Fuente: Diario Las Américas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *