El gobierno cubano resta importancia a las afectaciones ecológicas en el ecosistema de la bahía de Cienfuegos

afectaciones ecológicas

Funcionarios del Gobierno dijeron que tres semanas después de que 13.000 metros cúbicos de aguas oleosas de la refinería de petróleo Camilo Cienfuegos se derramaran en la bahía Cienfuegos siguen sin poder hablar de «afectaciones concretas a la biodiversidad del lugar», informó la prensa estatal de la Isla.

José Fidel Santana Núñez, vicetitular del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), afirmó que esos datos dependen del estudio base del terreno afectado, pero «hasta ahora solo no se reporta la presencia de hidrocarburo en el área protegida de refugio Laguna de Guanaroca», según el periódico oficial Juventud Rebelde.

Santana Núñez dijo que se aprecian afectaciones en algunas zonas como los manglares más cercanos a la industria, donde el hidrocarburo se ha impregnado en las raíces, «pero estas no pasan de apreciaciones preliminares».

El gobierno cubano resta importancia a las afectaciones ecológicas en el ecosistema de la bahía de Cienfuegos

Por lo pronto, dijo el funcionario, «no hay evidencias de peces muertos ni reportes de aves dañadas por las aguas oleosas» que todavía hay en la zona de la bahía.

Santana Núñez indicó que las labores de control han permitido «reducir considerablemente la mancha que la corriente del Damují esparció por una buena parte de la bahía en delgadas películas de menos de un milímetro de espesor».

En el resto de la bahía, de una u otra forma, se aprecian las huellas dejadas por el derrame en muelles, muros, raíces de mangle, desechos sólidos y vegetación propia de las orillas de la rada, añadió.

El derrame se produjo el pasado 28 de mayo por las graves inundaciones provocadas por la tormenta Alberto.

El grupo de especialistas no tiene una percepción detallada de las afectaciones

Las autoridades locales dijeron haber colocado desde las primeras horas cerca de 3.000 metros de barreras flotantes para cercar el hidrocarburo, que se extrae con «sofisticados equipos para su reutilización en la industria», según la versión oficial.

Un grupo de especialistas se encarga por su parte «de la limpieza y disolución de las partículas contaminantes que puedan quedar o hayan escapado al fondo de la bahía impregnadas en algún desecho u objeto no flotante», añade el reporte de Juventud Rebelde.

El Gobierno asegura que el derrame de Cienfuegos es el primer incidente de esa naturaleza en las refinerías del país. Santana Núñez dijo que «servirá de ejemplo para modificar las medidas de seguridad y los planes de enfrentamiento a desastres naturales en este centro y el resto de los de su tipo».

Fuente: Juventud Rebelde

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*