El prestigioso músico cubano Adalberto Álvarez responsabiliza al Ministerio de Cultura de dejar morir el “Matamoro Son”

El músico cubano Adalberto Álvarez ha acusado al Ministerio de Cultura de la Isla de “tirar a la basura” el Festival Matamoro Son, suspendido en 2016 y con una trayectoria que data de finales de la década del 80.

“El pueblo merece una explicación de por qué se hacen las cosas”, dijo Adaberto en una entrevista reciente para la emisora CMKC a donde fue invitado, precisamente, para aclarar sus puntos de vista sobre la suspensión de dicho evento luego de que el músico publicara semanas antes una carta pública en su Facebook denunciando lo ocurrido.

“Llevo años al frente del festival entregándole mi vida, mis mejores deseos y agradecimiento a Santiago de Cuba porque creo que era una manera de no perder el vínculo con la magia de esa ciudad”, explicó el músico quien dice no entender cómo las autoridades no le dan prioridad alguna a un festival que pone en alto el género más importante de la música bailable en Cuba.

El prestigioso músico cubano Adalberto Álvarez responsabiliza al Ministerio de Cultura por dejar morir el “Matamoro Son”

Adalberto contó que durante los primeros festivales recibió todo el apoyo del Ministerio de Cultura, que da los fondos para los eventos, porque paracían entender lo que significaba realizar un festival del Son en la tierra del Son y lo que esto representa para la cubanía

“Por razones que no acabo de entender empezó a decaer y lo suspendieron sin darme una explicación… Yo no cobro un centavo por ese festival, hasta la gasolina para trasladarme de La Habana a Santiago de Cuba la pago yo, y eso a nadie le importó”, aclaró.

“Vendieron las capacidades por la agencia Paradiso y después tuvieron que devolver el dinero. Fueron a la Mesa Redonda para promocionar del festival y me nombraron sin hablar conmigo. Yo decidí en ese momento renunciar a la presidencia”. Agregó Adalberto.

Ahora, el popular músico de la isla asegura que hasta que alguna autoridad no ofrezca unas disculpas públicas ni siquiera pensará en la posibilidad de volver a dirigir el evento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *